Habitar el Tiempo

Publicación de Habitar el Tiempo

Llegará el día en que...

Rafael de Silva

Refugiarnos en el mañana bajo la fantasía de que todo irá a mejor per se, tiene el riesgo de eximirnos de cualquier responsabilidad y compromiso. La humanidad compartida no se alimenta de esta hipótesis, pues nuestra historia nos ha mostrado una y otra vez que las miedos que anidan en nuestro corazón sepultan cualquier acercamiento a quien no es como nosotros.

PUBLICACIÓN:

Llegará el día en que…

No me mires ni me trates de diferente forma porque mi color de piel no es como el tuyo, me he hecho un sitio en tu país dejando atrás el mío, mi sexo, mi género o mi sexualidad no son los tuyos, porque no tengo tus mismos ingresos ni títulos, no he estudiado en los mismos sitios que tú, mi idioma natal tampoco es el tuyo, no pienso como tú, no creo en el mismo dios o no creo en ninguno, tengo una discapacidad, he sido víctima de abusos y maltratos, visto diferente a ti, mis valores respecto a la familia, las amistades y la sociedad tampoco son los tuyos, no tengo tanta fuerza como tú, ni las mismas propiedades ni pertenencias, no aspiro en la vida a lo que tu aspiras…

¡No!, no llegará ese día.

Qué ingenuidad pensar que llegará el día en que esa mirada que arrojas sobre mi no estará contaminada de prejuicios. Creando distancias insalvables e impidiendo que pueda sentirme reconocido por ti, como un ser valioso y digno. Qué llegues a comprender que la vida que portas tiene el mismo valor que la mía y que ambos anhelamos un reconocimiento y amor incondicional por sencillamente SER.

Y si realmente piensas que llegará ese día, es que te estás poniendo de perfil para evitar comprometerte con tu humanidad.

Ese día no llegará, no viene dado. Nos toca construirlo ahora, con cada mirada, con cada gesto, con cada acto de conciencia en el que escapamos activamente de los juicios y sentimientos mal aprendidos y repetidos, que un día ensombrecieron nuestro corazón y extirparon nuestra humanidad.

Te propongo que te observes. ¿Qué piensas?, ¿qué sientes?, ¿qué impulsos o deseos tienes cuando te encuentras en presencia de una persona aparentemente tan distinta a ti?

Y en esa breve luz de conciencia, recuérdate que esa persona es tan valiosa como tú, portadora de este misterio, de esta anomalía cósmica que es la VIDA. Y poco a poco empezarás a comprender y a sentir que necesita sentirse tan reconocida y amada como lo necesitas tú. 

No tengas miedo. Abre tus brazos. Deja paso al sentimiento de humanidad compartida, tan poderoso, tan hermoso que iluminará los oscuros rincones que los prejuicios habían creado en tu corazón.

¿Quieres mejorar el mundo?, ya tienes por donde empezar. Hazlo ahora y deja de esconderte en el día en que… 

Tú tienes la conciencia, tú tienes el poder.

Quizá te interese...

Aprende o profundiza en Mindfulness por 0 €

¡Acceso inmediato!

Escuela de Mindfulness Habitar el Tiempo

© Copyright 2012 Rafael de Silva. Todos los derechos reservados.

¿Quieres estar al día?

Contacto con Habitar el Tiempo

Matriculación:

Será un placer atenderte...