Publicación de Habitar el Tiempo

Entretejido emocional

Rafael de Silva

Todo lo que nos ocurre y ha ocurrido en la vida es un hilo que conforma nuestro traje del YO con el que nos movemos por el mundo. Algunos de esos hilos nos gustan menos que otros pero, ¿debemos arrancarlos?

En el telar de la vida en que cada suceso, cada experiencia y sus ramificaciones, se van entrelazando cual hilos que conforman tu tejido vital, hay algunos que se deshacen con facilidad con el paso del tiempo, como un tejido raído y desgastado y que poco sostén dan al traje del YO.

Sin embargo, hay otros que se han entretejido una y otra vez a lo largo del tiempo, dotando de porte y cuerpo a tu traje. Tan fuertemente entrelazados que, incluso uno de los destructores más temibles de telas como el Alzheimer, no consigue arrancar todos sus hilos.

Considerar que podemos experimentarnos como seres separados de sus vivencias y de las relaciones establecidas en el transcurso de los años es, cuanto menos, infantil. Pues cada mirada, gesto, roce, charla, cada discusión, cada caricia, es un hilo de tu traje.

Es cierto que algunos de ellos son sencillas puntadas, como un hilo de hilvanar que puede ser retirado de la memoria sin mayor perjuicio, pues el traje seguirá teniendo prácticamente la misma forma.

Pero, qué ocurre con esos que no te gusta que formen parte de tu traje y están firmemente cosidos los unos con los otros. Esa relación perdida, ese daño que te infligió el ser que te traicionó, esa amistad que creció contigo y con quien construiste tu idea del mundo y ahora no tiene tiempo que regalarte, ese miembro de tu familia que idealizaste como parte indivisible de tu vida y que en un momento dado se refugió en su indiferencia.

Tantos hilos y tanta ignorancia del entramado al que todas y todos pertenecemos y que rara vez cuidamos.

Aquí va mi propuesta. No trates de arrancar esos hilos, es imposible, dan forma al traje que portas hoy.

La idea de que te mereces un traje impoluto, sin jirón ni arruga alguna es un ideal que no te ayuda, pues sostiene un continuo estado de insatisfacción, de no aceptación que, tarde o temprano, acabará desembocando en sentimientos nada deseables.

Mi propuesta es que te pongas el traje con todos sus hilos, la cabeza bien alta, abras tu pecho y salgas al mundo a pasear luciendo tu mejor traje: el entramado de tu vida. Pues habrás comprendido que tu traje es único, excepcional y valioso.

Quizá te interese...

Aprende o profundiza en Mindfulness por 0 €

¡Acceso inmediato!

Escuela de Mindfulness Habitar el Tiempo

© Copyright 2012 Rafael de Silva. Todos los derechos reservados.

¿Quieres estar al día?

Contacto con Habitar el Tiempo

Matriculación:

Será un placer atenderte...