Publicación de Habitar el Tiempo

Comparaciones sin cesar

Rafael de Silva

Hablar de la actitud del NO JUICIO es entrar en un territorio complejo cuando nuestra propia evolución como especie, para poder aprender y mejorar es la continua comparativa entre una idea de la realidad y la realidad en sí. Pero esta tendencia básica para aprender se vuelve rápidamente en nuestra contra cuando es le continuo juicio el que lidera nuestras vidas.

Uno de los pilares que fomenta la práctica de Mindfulness en su adaptación occidental ha sido denominada la actitud del no juicio.

Algo que suena en nuestras mentes como imposible, quizá porque el «no» es algo demasiado extremo y se nos presenta como inalcanzable. Huelga decir que aquí la aplicación del camino medio debe ser tu gran aliada.

Nuestra tendencia natural a la comparación con los demás nace de nuestra necesidad de evaluar y validar nuestra propia valía y posición en la sociedad. Comparación que puede brindarnos una referencia para medir nuestro éxito, logros o características personales y hacer los ajustes necesarios para encajar mejor.

Este proceso mental es muy automático y tiene sentido en el momento que como seres que vivimos en sociedades necesitamos prosperar en ellas y con ellas.

La dificultad viene cuando es la propia sociedad la que favorece el que tengamos una sensación de que siempre nos falta algo. Fruto de esa tendencia a compararnos constantemente con los demás, creando una insatisfacción continua con lo que tenemos y empujándonos a una búsqueda constante de una idea empaquetada de felicidad.

En este sentido, los medios de comunicación, concretamente la publicidad, contribuyen a esta sensación al presentarnos una imagen idealizada de la vida y favorecer que las personas se sientan insatisfechas con lo que tienen, apoyándose en otra tendencia humana sobre la que también sería interesante reflexionar, la búsqueda insaciable de más y mejor.

Una acción que puedes realizar para equilibrar esta fuerte tendencia es reflotar, rescatar, subrayar aquellos aspectos de ti que te recuerdan al ser humano único, completo y valioso que siempre has sido. Más allá de esos ideales sociales que cabalgan a lomos de las posesiones de todo tipo, sean materiales, de imagen o de estatus.

Pero para ello, y en primer lugar, tendrás que tomar conciencia, reconocer cuándo el automatismo de la comparación ha tomado el mando. Y aquí, como ya sabrás, la práctica de meditación mindfulness tiene mucho que aportarte.

Quizá te interese...

Aprende o profundiza en Mindfulness por 0 €

¡Acceso inmediato!

Escuela de Mindfulness Habitar el Tiempo

© Copyright 2021 Rafael de Silva. Todos los derechos reservados.

¿Quieres estar al día?

Contacto con Habitar el Tiempo

Matriculación:

Será un placer atenderte...