El «yo» según mis referencias

La idea de un «yo» es muy discutida desde el ámbito de la filosofía, la psicología y la neurociencia. En esta sesión vamos a explorar una propuesta del yo como entidad referencial que nos permitirá conocernos algo mejor y nos ayudará a gestionar los conflictos que surgen cuando uno de los «pilares» de esa construcción del yo se mueven: pareja, trabajo, salud…

Juicio intencional y compasión

Los juicios mentales y las emociones que derivan de ellos tienen «mala prensa» en mindfulness, sin embargo obviamos que hay prácticas que propician este «juicio» sustentado en el espacio que separa lo esperado o deseado, de la realidad. Con ello se favorecen sentimientos que nos pertenecen como seres humanos y que no suelen estar tan «a flor de piel» como otros menos deseables.

El filtro del juicio

Gran parte de nuestro proceso mental y por lo tanto de nuestra experiencia, estamos atrapados en juicios continuos sobre prácticamente cada elemento que nos toca vivir. Y la naturaleza del juicio condiciona poderosamente tu estado de ánimo. ¿Te animas a incrementar tu conciencia para reconocer la cárcel del juicio y aprender a salir de ella?

Habitando el cuerpo

Si cuando practicamos movimiento consciente le añadimos las actitudes que desarrollamos en mindfulness, creamos lo que he denominado prácticas para «Habitar el cuerpo», consciente de que no hay posibilidad de separar cuerpo y mente. Son interdependientes e interinfluyentes. A través de esta sesión comprenderás esta profunda interrelación y experimentarás sus poderosos efectos.

Estado de flujo vs estado de absorción

Los estados de flujo o de «flow» son estados de la atención, normalmente gratificantes en los que el tiempo y el espacio, el contexto de realidad se desvanece pues la tarea a realizar lo ocupa todo. Tiene sus similitudes con un estado meditativo llamado «de absorción» y en esta sesión los vamos a investigar y a realizar prácticas que lo faciliten. En qué se asemejan, en qué si difieren y como propiciar el estado de absorción.

Qué el árbol no te impida ver el bosque

Podremos viajar, podremos estar con otras personas, otros entornos, pero si los contenidos de nuestra «maleta» psicológica cobran protagonismo, nos impedirán vivir la experiencia de forma profunda y plena.